Juventudes latinoamericanas: reivindicando el derecho a sociedades resilientes, diversas e inclusivas

agosto 14, 2020

Texto por: Anthony Marten, Nora Sánchez, Diego Pérez y Andrés Méndez

Este año el Día Internacional de la Juventud reconoce “El compromiso de la juventud para la acción global”. Con este día se resalta las formas en que la participación de la juventud a nivel local, nacional y global para construir sociedades más diversas, inclusivas y resilientes.

Marcha 8 de marzo Día Internacional de las Mujeres. Guatemala.

Desde Hivos también nos aliamos con redes, organizaciones y activistas jóvenes que usan su poder para transformar América Latina, El Caribe y el mundo entero. Es común escuchar que la juventud es el futuro del planeta, pero la realidad es que las personas jóvenes ya están buscando cambios, en el presente, para construir ese futuro que se merecen, con condiciones de vida dignas; actuar en el presente para heredar un horizonte justo y sostenible, recordando que #ElFuturoNosLlama a todas, todos y todes.

Hoy presentamos el sentir, las experiencias, los aprendizajes y los sueños de un grupo de jóvenes que dentro de Hivos América Latina contribuyen a idear propuestas innovadoras en comunicación, apostándole siempre a los cambios sociales desde distintos espacios de lucha, con visiones frescas, rebeldes y renovadas. Este equipo joven le pone todo el corazón y el compromiso a la comunicación de Hivos América Latina.

Nora Sánchez, Ecuador, 28 años, Oficial de Comunicaciones TOA

Trabajar para Todos los Ojos en la Amazonía me ha cambiado la vida como persona y como profesional.

Hace 10 meses conocía poco o nada de lo que sucede en territorios amazónicos, vivía en una burbuja en la que la Amazonía era un lugar lejano, mítico e inalcanzable donde las violaciones constantes a derechos humanos, las invasiones territoriales, los incendios forestales, el extractivismo desmedido no existían o por lo menos no existían porque no me afectaba a mí.

Hoy, no solo estoy al tanto, sino que siento una responsabilidad como habitante común de esta tierra en hacer algo por proteger al bosque amazónico y a más de 420 pueblos indígenas que ahí habitan. Sobre todo porque creo fundamental para nuestra supervivencia aprender de ellos, saber más de sus culturas, sus idiomas, su profundo sentido de comunidad y entendimiento de cómo conectar con la naturaleza en armonía y, así, comprender que hay maneras diferentes y mejores de relacionarnos con nuestro entorno.

Nora Sánchez. Oficial de Comunicación Todos los Ojos en la Amazonía.

Hoy, no solo estoy al tanto, sino que siento una responsabilidad como habitante común de esta tierra en hacer algo por proteger al bosque amazónico y a más de 420 pueblos indígenas que ahí habitan.

Es ahí donde mi trabajo se vuelve esencial. ¡Y qué lindo sentir que lo es! Yo, desde mi casa, con una computadora y un buen internet puedo hacer algo por la Amazonía. A veces siento que es poco, hasta insignificante; pero otras, sé que lo que se hizo fue importante y necesario. Ese tweet, ese artículo, ese video, ese conversatorio… esos esfuerzos que poco a poco llegan a más gente; a gente que -como yo hace 10 meses- vivían en desconocimiento y hoy están escuchando las voces de la Amazonía, generan cambios.

Voces. Esa es una buena palabra para resumir lo que es el programa. Voces que vienen de lo más profundo de la selva amazónica. Voces de líderes indígenas, guardianas y guardianes del bosque. Voces de nuestras socias y socios. Voces de jóvenes indígenas. Voces iguales y distintas que se encuentran para escuchar, aprender, compartir y trabajar juntos para poner Todos los Ojos en la Amazonía.

Diego Pérez Damasco, 27 años, Oficial de Comunicación Proyecto ALEP y Poblaciones Clave

La juventud latinoamericana arde en rebeldía y deseos de reconstruir nuestras sociedades, hacerlas lugares más inclusivos y seguros que todas las personas podamos habitar. Siendo comunicador y periodista con especial interés en los derechos humanos, y en particular en temas LGBTIQ+, he conocido y trabajado jóvenes de diferentes países que, aún poniendo en riesgo su integridad física y emocional, no callan ante las injusticias que ven y experimentan.

 

Diego Pérez Damasco. Oficial de Comunicación Proyecto ALEP.

La juventud latinoamericana arde en rebeldía y deseos de reconstruir nuestras sociedades, hacerlas lugares más inclusivos y seguros que todas las personas podamos habitar.

Desde migrantes forzados LGBTIQ+ de Centroamérica, hasta activistas por datos abiertos y la lucha por los derechos y contra el estigma hacia las personas que viven con VIH, la energía de la juventud está moviendo ideas y concretando avances, en una región acostumbrada a que las cosas no cambien.

En los últimos años, en mi trabajo me he involucrado con temáticas relacionadas al VIH. Según datos de ONUSIDA, cada hora dos adolescentes contraen VIH en América Latina y el Caribe. Las personas jóvenes con VIH en la región siguen teniendo acceso desigual a los servicios de salud, en muchos casos con violencia, discriminación y estigma.

En el conversatorio que tuvimos el pasado 11 de agosto (2020), Horacio Barreda, secretario regional de la Red Jóvenes Positivos (J+LAC), enfatizó en la necesidad de que se deje de hablar de la juventud como un tema del futuro. “Nos están pidiendo que nos hagamos cargo de un futuro que se está destruyendo hoy en el presente. Tenemos que abrir las puertas del presente, porque después no vamos a tener la posibilidad de generar un cambio social”, dijo. Desde las distintas consignas, la lucha de la juventud es por incidir en el presente para salvar el futuro.

 

Anthony Marten Herrera, 27 años, Oficial de Comunicación Plataforma SAFE

A mis 15 años, me uní a un grupo local de personas jóvenes en Turrialba, Costa Rica, sin saber que estaría promoviendo la participación de personas jóvenes a lo largo de mi carrera profesional. Este grupo me abrió las puertas para que pudiera formar parte del equipo editorial para una publicación de UNICEF llamado “Adolescencia – Más Allá de los Estereotipos” en el 2011. Este documento reunió las historias de personas jóvenes de todo el mundo y narró sus retos, temores, sueños y más. Una de las solicitudes principales fue la de escuchar las voces de las personas jóvenes.

Actualmente, trabajo con la Plataforma SAFE, una iniciativa de conocimiento y proyectos de café y cacao sostenible. El cambio climático y la avanzada edad de las personas productoras son algunos de los retos que estos sectores están enfrentando. Promocionamos la participación de personas jóvenes en discusiones y en procesos de toma de decisiones para ayudar a construir un futuro que pueda abordar estos obstáculos de manera efectiva. Sin personas productoras jóvenes, nuestros sistemas alimenticios están destinados a sufrir.

 

Anthony Marten, Oficial de comunicación para la Plataforma SAFE

Potenciar el poder de las personas jóvenes puede llevar a grandes transformaciones de nuestras comunidades y el mundo entero. Entre más temprano empecemos a hacer esto, mejor.

La representación importa. Es fácil predicar sobre la importancia de la inclusión y participación de personas jóvenes, pero también debemos tomar acción y reflexionar sobre nuestros actos. ¿Hay personas jóvenes en puestos de liderazgo en nuestras organizaciones? ¿Estamos escuchando sus voces? ¿Estamos brindando oportunidades para que puedan aumentar o demostrar sus habilidades? Potenciar el poder de las personas jóvenes puede llevar a grandes transformaciones de nuestras comunidades y el mundo entero. Entre más temprano empecemos a hacer esto, mejor.

 

Andrés Méndez Marenco, 28 años, Oficial de comunicación 

Este mes cumplo cuatro años de vincularme al trabajo de Hivos América Latina y El Caribe, un camino que me ha permitido reconocerme como joven (que aún soy). Gracias a mi trabajo he podido conocer muchas áreas temáticas, organizaciones y personas de distintos lugares de la región. A pesar de las diferencias, encontré puntos comunes en todas esas situaciones: las personas jóvenes estamos trabajando, agrupándonos y seguimos abriendo nuestros espacios.

Mi experiencia y los mensajes que leí toda esta semana me deja aún más claro que: las personas jóvenes no somos el futuro, formamos parte del presente y nuestras acciones tienen repercusiones ¡hoy! La presión que tenemos en un mundo en constante crisis ya es enorme como para hacernos doblemente responsables: por el presente que vivimos y el futuro por heredar.

Por siglos nuestro camino ha sido marcado por hombres (en su mayoría), adultos y “experimentados” que nos condujeron a una sociedad a punto del colapso: con un medioambiente insostenible, con una desigualdad abismal y oportunidades de desarrollo cada vez más reducidas para las nuevas generaciones. Y ante señales tan claras, su capacidad para construir un mundo diverso, inclusivo y resiliente es nula.

El planeta y la región viven una época histórica, en momentos en que las personas latinoamericanas y caribeñas con edades entre 18 y 35 años representamos cerca de la tercera parte de la población, es momento de seguir alzando la voz y apropiandonos de las luchas. Sí, nos seguirán llamando la generación “de cristal” o “la que se ofende por todo”, pero eso es muestra de que lo estamos haciendo bien: ya no vamos a callar ante la discriminación, la violencia, la exclusión y el adultocentrismo.

¡Nuestro momento es ya!

Andrés Méndez Marenco, Oficial de comunicación para Hivos América Latina

Debemos aprovechar la fuerza y la energía de tantas personas jóvenes que finalmente podemos dar un giro en el mundo para construir mejores sociedades por el presente y el futuro de todas las personas. 

¿Cómo lo hacemos? Reconociéndonos; sabiendo que aunque somos jóvenes nuestras oportunidades y desafíos no son iguales y que ninguna lucha es más importante que otra. Apropiándonos de los espacios; dejando claro que los cambios de hoy más temprano que tarde nos afectan a todas las personas. Pero más importante: agrupándonos y liderando; debemos aprovechar la fuerza y la energía de tantas personas jóvenes que finalmente podemos dar un giro en el mundo para construir mejores sociedades por el presente y el futuro de todas las personas. 

Semana de la juventud

Toda esta semana la dedicamos a (re) conocer el arduo trabajo que realiza la juventud latinoamericana para construir una región más justa y diversa. Aquí podemos conocer parte de los aportes, los sueños y los retos que estas personas enfrentan en su trabajo por los derechos humanos.

  • Jóvenes de América Latina plasmaron con mensajes cómo imagina América Latina en diez años y sus aportes para lograrlo. Leé todos sus mensajes aquí.
  • Plasmamos parte del sentir joven latinoamericano en 5 fondos de pantalla para tu celular que podés descargar aquí, en nuestra página de Facebook.
  • Tuvimos un conversatorio con activistas jóvenes de la región para conocer su trabajo en defensa y promoción de Derechos Humanos. Podés verlo a continuación.