America Latina website

Quiénes somos

Header image
Photo: Damian Reyes

Hivos fue fundado en 1968, inspirado en los valores humanistas. Nuestros fundadores tenían la convicción de que el trabajo de desarrollo debía ser secular, ya que la verdadera cooperación presupone el respeto a las diferentes creencias. En nuestro primer folleto, nuestros fundadores escribieron que «los cambios necesarios deben surgir de las propias comunidades, de las personas en la base de la sociedad». Estas convicciones aún se reflejan en nuestro trabajo.

Creemos que la vida humana, en sus muchas formas, es valiosa y que las personas están llenas de potencial. Vivir en libertad y dignidad, con respeto por las otras personas y por el planeta, conduce a un mayor bienestar individual y en sociedades más justas y vibrantes.

Misión

Hivos trabaja por un mundo en el que las personas puedan desarrollar plenamente su potencial y dar rienda suelta a su ingenio y creatividad para construir sociedades justas, y sostenibles para ellas y las generaciones futuras. Nuestra misión es amplificar y conectar voces que promueven la justicia social y ambiental y que desafían los desequilibrios de poder. Especialmente, empoderamos a las personas titulares de derechos marginadas para que alcen su voz y exijan libertad de elección.

Hivos apoya el desarrollo de soluciones alternativas a problemas profundamente arraigados, para que las personas y las comunidades puedan tomar decisiones responsables y equitativas dentro de los sistemas políticos y económicos para satisfacer sus necesidades y preservar el planeta. Conectamos a personas y organizaciones que ofrecen alternativas con aquellas que buscan soluciones en su lucha por la justicia social y ambiental.

Visión

Hivos cree firmemente en el derecho que tienen todas las personas a vivir en libertad y con dignidad, a disfrutar de las mismas oportunidades y a influir en las decisiones que se tomen con respecto a los cambios que quieren ver en sus vidas, comunidades y países.

Visualizamos un mundo en el que las diferencias y los antecedentes individuales se respeten y se utilicen para fortalecer las comunidades. Un mundo en el que las personas unan sus fuerzas para desafiar los desequilibrios de poder que permiten la degradación ambiental e impulsan el cambio climático, toleran la explotación, la opresión y la exclusión y que perpetúan las desigualdades de género.

Valores fundamentales

Creemos que la vida humana es valiosa en todas sus formas y que todas las personas merecen alcanzar su máximo potencial, al mismo tiempo que son responsables de mantener nuestro entorno natural. Vivir una vida en libertad y dignidad, con respeto por los demás y por el planeta, conduce a un mayor bienestar individual y a sociedades justas y vibrantes.

  • Libertad y dignidad. Todo ser humano tiene derecho a vivir en libertad y dignidad, independientemente de su orientación sexual, etnia, religión o posición socioeconómica. Las personas deben tener la libertad de creer en lo que quieran y de ser quienes son, expresar sus opiniones y desafiar e influir en el orden establecido.
  • Ciudadanía responsable. Las personas tienen derechos, deberes y responsabilidades. Debemos respetar y cuidar a otras personas, cercanas y lejanas, y vivir nuestras vidas sin dañar el bien común, incluida la naturaleza.
  • Autodeterminación y diversidad. Las personas y las comunidades tienen derecho a elegir y tomar decisiones en función de sus propias preferencias e intereses. Cada persona es única y las diferencias individuales deben apreciarse y protegerse.
  • Igualdad y justicia. No somos la misma persona, pero somos iguales en derechos. Debemos ser tratadas y tratar a las demás personas como iguales. La igualdad debe reflejarse en la forma en que funcionan nuestros sistemas sociales, económicos y legales.
  • Uso sostenible de los recursos de nuestro planeta. Solo tenemos un planeta, que tiene una biodiversidad rica pero frágil y recursos vastos pero finitos. Si queremos que las generaciones actuales y futuras prosperen, el uso sostenible de la tierra y la vida en equilibrio con la naturaleza son primordiales. Debemos ir más allá de la reducción de impactos negativos y trabajar activamente para restaurar y preservar el medio ambiente, su biodiversidad y los recursos naturales del planeta. El futuro de todas las criaturas vivientes depende de esto.