Futuros Urbanos trabaja en la articulación de los sistemas alimentarios urbanos, el bienestar de las personas jóvenes y la acción por el clima. Opera en ciudades intermedias en cinco países de tres continentes y apoya a socios locales y especialmente a la juventud para que puedan crear ciudades y sistemas alimentarios urbanos más inclusivos y resilientes al cambio climático.

La razón por la que los sistemas alimentarios deben cambiar ya

Nuestros sistemas alimentarios no satisfacen las necesidades de las personas ni del planeta. Estos son responsables del 34% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero y, sin embargo, la «triple carga» de la nutrición va en aumento (sobrepeso, desnutrición y carencias de micronutrientes). Al mismo tiempo el 68% de la población mundial vivirá en zonas urbanas para el año 2050. Dado que las ciudades ya consumen casi el 80% de todos los alimentos, los sistemas alimentarios urbanos tienen un gran impacto local y mundial en aspectos como el cambio climático, el bienestar de las personas jóvenes y las oportunidades económicas.

Las ciudades también ofrecen oportunidades únicas

Las ciudades intermedias son las que crecen más rápidamente y se prevé que en los próximos 15 años albergarán a más de 400 millones de nuevos habitantes. Las autoridades locales están abordando cada vez con más fuerza los asuntos relacionados al cambio climático que les afectan. Por ejemplo, vemos ciudades que asumen el liderazgo de la acción climática a través de iniciativas como el C40 y el Pacto de Milán sobre Políticas Alimentarias Urbanas que animan a las ciudades a desarrollar sistemas alimentarios sostenibles que garanticen alimentos saludables y accesibles a toda su población, proteger la biodiversidad y reducir el desperdicio de alimentos.

Por otro lado, la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de la ONU puso en evidencia la importancia de la transformación de los sistemas alimentarios, la necesidad de promover la participación, el cambio de las narrativas y el papel central de las personas jóvenes para promover sistemas más justos.

La forma en que el programa permitirá a las personas jóvenes impulsar el cambio

Futuros Urbanos apoya a socios locales innovadores, especialmente a movimientos juveniles para construir sistemas alimentarios urbanos más inclusivos y resilientes al cambio climático, y al mismo tiempo para dar voz a sus prioridades, influir en las decisiones y aprovechar las oportunidades del sector alimentario.

Nos proponemos conseguir esto a través de colaboraciones entre múltiples partes interesadas promoviendo las innovaciones con las que fomentemos la apropiación local. Hivos será el gestor global financiero y programático, y proporcionará capacitación, formación y asistencia técnica, según sea requerido. La ejecución correrá a cargo de los socios locales, e Hivos complementará y amplificará estas experiencias a través de la articulación y el aprendizaje, la difusión y comunicación global, y la coherencia estratégica. La Asociación Mundial para la Agricultura Urbana y los Sistemas Alimentarios SosteniblesRUAF-, patrocinado por Hivos, apoya estos esfuerzos con conocimientos técnicos, investigación, promoción y desarrollo de políticas.

Dónde

Diez ciudades intermedias en Colombia, Ecuador, Indonesia, Zambia y Zimbabue.

Periodo

Desde enero de 2023 a diciembre de 2027

Actividades previstas

En la fase inicial de 2023, se definirá el marco del programa y se crearán estrategias urbanas en colaboración con las organizaciones socias y expertos locales. Las actividades se centrarán en tres áreas:

  1. Influir y apoyar el desarrollo y la implementación de políticas alimentarias urbanas transformadoras por medio de plataformas de múltiples partes interesadas y movimientos juveniles.
  2. Dar forma a nuevas narrativas que reinventen ciudades inclusivas y resilientes al cambio climático para inspirar cambios de comportamiento e influir en los patrones de consumo.
  3. Permitir que las personas jóvenes emprendedoras en el ámbito de la alimentación sostenible prosperen, y que aumenten los flujos financieros para fomentar ciudades inclusivas y resilientes al cambio climático.

A medida que el programa se consolide se informará de las actualizaciones en esta página.

Partes asociadas

La Asociación Mundial para la Agricultura Urbana y los Sistemas Alimentarios Sostenibles (RUAF) es uno de los principales aliados, junto con múltiples socios locales, redes y personas expertas de todo el mundo.

Donante

La Fundación Botnar es una fundación filantrópica suiza que trabaja para mejorar la salud y el bienestar de las personas jóvenes que viven en ciudades de todo el mundo. La fundación aboga por la inclusión de las voces jóvenes y el uso equitativo de la inteligencia artificial y la tecnología digital, e invierte y apoya innovadores programas y la investigación, y reúne a actores de todos los sectores para crear diálogo y alianzas.